25.12.14

Con luz natural








En un edificio del siglo 19, dedicado originalmente a establo, en una zona dedicada principalmente a granjas de animales, su propietario decidió restaurar el edificio y reconvertirlo en vivienda.
El interior se ha proyectado con una distribución muy actual, tipo loft, con grandes espacios y gran luminosidad, aprovechando las grandes aberturas de sus fachadas.
La parte principal de la vivienda, formada por el comedor-estar-cocina, se ha dejado unida, sin tabiques divisorios, para que prime la sensación de amplitud espacial, en todo momento.
En cuanto a los materiales empleados, se ha utilizado la madera de pino blanqueado en el suelo, contrastado por otras mas oscuras en el mobiliario. Lo mas llamativo son las cristaleras de suelo a techo y de grandes superficie, para potenciar la entrada de luz natural en todo su interior.
Os gusta este tipo de interiorismo, para vuestra vivienda habitual…?
Fotos vía: home adore